Ahora sí, nos vamos a la nube

Recientemente se me estropeó el disco duro de mi portátil y me quedé dos semanas sin él. Por suerte no perdí muchas cosas porqué tenia una copia de seguridad. El problema principal fué volver a la normalidad lo más fácilmente posible. Suerte de la nube…
El concepto de “la nube” o cloudcomputing se basa en la idea que Internet, la red, funciona como una nube en el cielo dónde, no sólo almacenamos nuestra información, sinó que usamos unos determinados servicios para hacer tareas que antes hacíamos con programas. Una buena muestra de ello seria el servicio de Google apps. Se trata de un conjunto de herramientas para hacer tareas cómo edición de texto, hojas de cálculo, gestionar un calendario, etc. sin necesidad de instalar ningún programa en nuestro ordenador.
Para utilizarlas, debemos tener una cuenta de Google (si tenemos gmail ya tenemos una) e ir a uno de estos servicios. Por poner un ejemplo podemos ir a Google docs. Se trata de una suite equivalente a lo que conocemos como Microsoft Office pero a la qual sólo podemos acceder desde un navegador. Desde este servicio podemos crear archivos de texto con amplias opciones de formateo y guardarlos para una edición posterior desde cualquier otro ordenador. De la misma manera podemos crear una hoja de cálculo o un Power Point. Una gran característica a aprovechar que realmente marca la diferencia con la creación de un documento en nuestro ordenador de forma local, es la capacidad de permitir a otros usuarios editar ese archivo al mismo tiempo que el autor inicial. Esta funcionalidad puede suponer un gran cambio para colaboraciones dentro de empresas u organizaciones y olvidándonos así de enviar archivos de texto u excel en correos electrónicos, que al final, pueden confundir sobre cual es la versión definitiva del archivo.
Google posee otros servicios basados en la idea de la nube cada vez más usados. Cabe destacar Google Reader, Google Calendar, el mismo Gmail o Picasa. Aunque para este ultimo también existe un programa para PC y Mac que permite gestionar tus fotografias aunque no vayas a subirlas “a la nube”.
Siguiendo esta tendencia, de restar importancia al equipo que estés usando, para darla al conjunto de servicios que usas, Google ha iniciado un proyecto con el qué quiere llevar esta suite de apps mucho más lejos. El proyecto se llama Google apps Marketplace. Este pretende ofrecer una catálogo de aplicaciones online creadas por diferentes individuales o empresas que puedan cubrir necesidades que hasta hace poco requerían software muy caro y específico.
Uno de estos servios, por poner un ejemplo, seria el equivalente del conocido Photoshop pero en la nube. Su nombre es Aviary y, aparte de su propia página web, se han querido integrar en este catálogo de Google de manera que puedas usarlo entrando con tu contraseña de gmail. Pero no solamente eso, se trata que progresivamente se puedan integrar funciones de un programa mientras usas otro. Por poner un ejemplo, estar editando un texto desde Google docs y editar una imagen de este documento sin descargar-la ni salir del navegador. Y lo mejor de todo, en un cualquier ordenador del mundo.
Existen también otro tipo de servicios basados en la nube. Cabe destacar el servicio EyeOs creado por unos chicos catalanes y que ya tiene una proyección Internacional al llegar a importantes tratos con IBM. Este servicio reproduce la apariencia del escritorio de tu ordenador en el mismo navegador. De esta forma, el salto mental del lo local a “lo celestial” (la nube está en el cielo, no? :D) no es tan brusco.
En conclusión, existe una tendencia a llevar la actividad y el contenido a la nube. Tiene, indudablemente, unos beneficios inmediatos al poder editar el contenido desde dónde sea, al poder también editarlo en grupo de forma más fácil y quizá, los más importante, no dependes de un aparato concreto y por lo tanto tu contenido se vuelve multiplataforma automáticamente.

Por contra existe una posibilidad que tu contenido esté menos seguro, aunque expertos en el tema advierten que en muchos casos tu material era más vulnerable en tu propio PC que en los servidores altamente equipados de determinada empresa. En cuanto a seguridad además, servicios cómo EyeOs son de código abierto lo que permite que cada empresa instale este servicio en su propio servidor, lo que significa que no dependes de la seguridad de otra empresa sino de la tuya propia.
Veremos cómo evoluciona la tendencia aunque, viendo el panorama imediato de multiplicidad de pantallas en nuestro dia a dia, a nadie la va a gustar acordar-se que se ha olvidado una presentación en el ordenador de casa cuando la podría tener en la nube, y acceder a ella desde de su teléfono móbil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *